martes, marzo 01, 2005

mirada furtiva

Inversion2

Saqué esta foto el sábado, cuando había un cobija de niebla en el puerto y en la ciudad. Pero solamente en el puerto y en el centro -- todas las otras partes estaban asoleadas y claras.

Veo normalmente el puerto y los edificios del centro de la ciudad de mi balcón. Pero esta manto cubrió todo excepto los edificios más altos. Podéis ver las tapas encima de la nube.

Me pregunto ¿que pensó la gente ese día?
¿Era ella triste porque todo era tan gris?

Esto es una metáfora para la vida, pienso. Cuando se siente triste, y todo es gris, debe levantarse, ir afuera, y buscar la sol.

6 comentarios:

Juan dijo...

si estas triste, súbete a los techos! podrías decir aquí.

Gracias por ponerme de link en tu blog.
Te leo siempre con susana, pero ahora voy a independizarme y vendré solito ;o)

saludos!

Ruthita dijo...

Jaaaa! Súbete a los techos!

¡Felicitaciones por volar en solitario! Estoy feliz a verte aquí, Kalf. Y gracias otra vez por presentarme a los dos blogueros mexicanos. ¡Estamos planeando una reunión pronto!

un beso!

Susana Aparicio dijo...

jaaaaajaaaaaaajaaaaaaaaa como que felicitaciones por volar en solitario?! nada, nada... que vuelva al nido... jajaja ;o)

Magda dijo...

Aqui donde vivo hay niebla durante el invierno, no ves a dos metros de distancia, es hermoso el espectáculo. Desafortunadamente han talado muchos árboles y cada día hay menos neblina, pero cuando llegué a vivir de la Ciudad de México donde nací a esta ciudad (Xalapa, capital del estado de Veracruz), de eso hace más de diez años, la niebla sí que me impresionó por su mágica belleza cuando la veia entremeterse por calles y callejones como si fuera visitando cada lugarcito.

Pero es muy cierto lo que dices, la nmeblina da una especie de tristeza, aunque en lo particular me gusta.

Un gran abrazo.

Fabrizio dijo...

Por aqui ando visitandote y encontrando la agradable sorpresa de que me tienes en tus links. La niebla es algo mágico, a mi me gustaba de pequeño, en el campo, correr entere ella.

Ruthita dijo...

Jajajaaa susana!
Fabrizio! Bienvenidos a mi blog!

Sí, Magda y Fabrizio, tenéis razón -- la niebla parece que estar muy mágica. Estoy triste de oír que han talado muchos árboles en México. Todo cambia, pero no siempre para el mejor.

Tengo una relación con niebla porque crecí en un faro donde teníamos que montar guardia contra la niebla. Para mí, la niebla me hace la sensación como hogar. Es cosy. Y sí, es mágica y hermosa.
Saludos!