miércoles, enero 30, 2008

Una lección en flexibilidad



Gatos tienen un aptitud a moldearse. Aquí, Sasha se cabe en mi oficina, y parece que tiene un mueble creciendo desde su espalda...o que los dos se fusionaron para formar un gatomueble.

2 comentarios:

LiCoCi dijo...

No cabe duda, los gatos son increibles y Sasha no es la exepción.
Tienes buena compañía cuando trabajas en casa; yo estoy con Fred (the cat) a un lado dormido mientras trabajo. Le gusta, como a todos los demás gatos, la compañía humana.
Saludos a toda la tropa Ruth.

Ruthita dijo...

Hola Don Lino!!
Qué bien que Fred-The-Cat duerme cuando trabajas. Sasha es muy energetico y agotador -- cuando trabajo, él maulla persistentemente hasta que juego con él!!! :)